3.06.2011

7. Amores en búsqueda

Luego de ver a parejas con globos en la mano, peluches gigantes y rosas de plástico baratas, dado que habían cerrado el trafico en Miraflores y ello me obligo a tener que caminar varias cuadras, tuve una reflexión sobre todo este tema del amor y los sentimientos que la gente puede llegar a sentir por otra, quién más que yo para opinar sobre esto; acabo de terminar con una larga ilusión o enamoramiento “pasajero” de tres años con Daniel y lo cierto es que me siento un poco desubicado, después de ello no he tenido ningún otro romance; la ultima ilusión que he tenido ha sido con un chico que conocí hace unos días y con quien ya había conversado un par de meses atrás, su nombre es Frank Manrique y desde la primera vez que lo vi sentí que podría llegar a enamorarme de alguien así; sin embargo, con el pasar de los días, me di cuenta que tal vez todo estaba en mi cabeza y que él, a pesar de las bonitas palabras que me decía, no sentía nada. Es cierto, suena tonto, pero las personas como yo, quienes nos protegemos tanto para no salir lastimados, no solemos confiar mucho en las palabras que dice la gente sino en los actos, estoy consciente que tengo miedo, pero ¿Qué hacer?, ¿arriesgar? Como me aconsejo Gian, sí, en definitivo, arriesgar es la única salida para poder conseguir el amor, porque tenemos que ser realistas, el amor no llega por sí solo, nada llega por sí solo, hay que buscarlo, hay que quererlo realmente; por ejemplo, si tu no luchas por ser uno de los mejores en tu universidad, jamás podrás serlo, es igual en el amor, si tu no luchas y no buscas los medios para conseguirlo, jamás lo podrás tener. Una vez un buen amigo me dijo que la persona que quiere conseguir a alguien o algo, tiene que ofrecer o ceder un poco más, en ese momento, esa alternativa me pareció que no iba conmigo, dado que yo me valoro y no me ofrecería tan fácilmente a una persona; sin embargo, el tiempo le ha dado la razón, tal vez no en todas las situaciones, pero si en la mayoría. Es que el amor es algo tan difícil de entender y es un sentimiento que sólo se da una vez, según mi teoría, nosotros nacemos para amar sólo una vez en la vida a una sola persona con la que nos quedaremos para siempre, todas las demás veces que creemos haber amado son sólo romances pasajeros. ¿Cómo encontrar o hallar a ese amor? Es difícil, pero para encontrar algo, hay que buscarlo primero, porque aquella teoría de que el amor llega solo sin que tú hagas nada, es falsa, podría llegar solo, pero en recorrido, mas no si te quedas metido en tu casa chateando o en FACEBOOK. La vida es muy corta y la verdad es que si de nosotros no sale querer encontrar a ese amor que inunde nuestro ser, este no va a aparecer por obra y gracia del espíritu santo. Para esto, tendríamos que dejar de lado muchas cosas; la primera, nuestro orgullo; la segunda, nuestro miedo (el cual considero que es el más importante) y finalmente, en muchas ocasiones, nuestra timidez.


Todo esto está relacionado a encontrar al amor de tu vida; sin embargo, en el mundo en el que vivimos y para ser más exacto en Lima, las posibilidades de poner ligar con alguien eventualmente sin tener que considerarlo “amor” son mucho más amplias. Ayer en la noche, después de salir de estudiar inglés, tome un carro y me puse a escuchar las últimas canciones que me había pasado Gian Benavente, mi mejor amigo, mientras cantaba pensaba lo aforando que era de estar soltero y de disfrutarla a plenitud, pero a la vez reflexionaba sobre las desventajas que esta ofrecía; estaba cerrado en mi mundo cuando me percato que alguien, quien estaba parado, me estaba mirando. A los pocos minutos, la persona que estaba al lado mío se para y se baja del carro, fue entonces que ese apuesto joven, quién me miraba, se sienta al lado mío, como aquel se veía tan masculinamente guapo, pensé que sólo estaba probándome o cosas por el estilo, así que no le di importancia; sin embargo, a los pocos segundos me percate que aquél apuesto joven estaba frotando su hombro con el mío, lo hizo varias veces, en ese momento pensé que eran los baches; la gota que derramo el vaso fue cuando puso su pierna junto a la mía y luego puso su mano en mi pierna de una forma descarada, lo mire, me miro, pero junto se acercaba el paradero donde me tenía que bajar así que lo hice, el carro no avanzo ni una cuadra, después de que baje, cuando el misterioso joven se baja también. Me habló y ese fue el momento en que me di cuenta que todo era realidad y que no estaba alucinando. Estuvimos conversando por varios minutos, hasta que llegamos a pasaje donde no había mucha luz y vimos las estrellas del hermoso cielo despejado de aquella noche; lo cierto es que yo no quería que esa situación llegase a más, así que me fui, le dije que había sido un placer haberlo conocido y que tal vez en otro momento podríamos continuar con la velada. Luego que le conté a Daniel Fort lo sucedido, este me reprochó y me pidió que para la próxima podría explorar partes no exploradas, lo mire y le dije que en primer lugar me había hecho el inocente e inexperto con aquél y en segundo lugar que mi boca no era el metropolitano o el tren eléctrico donde la gente entra y sale como quiere, Daniel Fort es un caso perdido. En la vida, te pueden pasar muchas cosas que uno a veces ni piensa que pueden suceder o que sólo pasan en las películas, te pueden dejar, te pueden insultar, te pueden humillar, te pueden querer, amar, buscar y hasta tocar la pierna en una carro de transporte público, pero cada cosa que te pasa sirve para conocerte mejor, aprender de ti mismo y para estar preparado para aquellas cosas que aún están por venir.


Share:

2 comments:

  1. "Todos nacemos para amar" muy buena frase :D felicidades...

    ReplyDelete
  2. a perder el miedo entonces...me la debo

    ReplyDelete