3.13.2011

9. El amor es algo que sentimos sin querer

Lo peor de no estar en una relación en una ciudad como Lima, no es no tenerla, es cuando tu blog trata sobre estar en una relación. Gian Benavente y yo tomábamos unos cafés en el centro de Miraflores, como siempre, se me paso la hora y salí veinte minutos antes, cuando debía salir en cuarenta, para poder llegar temprano, finalmente llegué tarde, habíamos salido después de mucho tiempo y nos pusimos a conversar sobre su última relación a distancia, el nombre del susodicho era Jesús y actualmente estaba en Trujillo de paseo con sus padres, aún sin conocerse los dos se habían ilusionado mucho de una futura relación ; yo sólo atinaba a responder en afirmativo, dado que si no lo hacía iba a recibir toda la furia de Gian. Nuestras bebidas se acababan y el tema de conversación también así que decidí hacer un pequeño juego con Gian en pleno Café Zeta; en una hoja de papel íbamos a jugar YES/NO, es decir, con cuantas personas que pasen te podrías acostar imaginariamente. Mientras que Gian tenía muchos NO en sus hojas, a mí se me iba a acabar la parte del YES.


- Gian, ¿Por qué no tienes YES?, esto es un juego imaginario, no te lo tomes en serio – le dije.

- Pablo, lo que pasa es que tú eres una puta imaginaria, tienes casi toda la hoja completa de YES – contesto, sonriente.

Después de mucho tiempo los mejores amigos estaban sonriendo juntos y contándose los secretos de sus vidas. Antes de ir a la última clase del instituto donde estudio inglés, Gian me preguntó si había tenido una relación seria en mi vida, no sabía que contestarle; la verdad es que no la había tenido, a pesar que oficialmente sí había tenido relaciones con otras personas; sin embargo, en ninguna de mis relaciones me había enamorado completamente, así que no podía ser seria, eso me dejo una gran duda al respecto, ¿realmente me había enamorado de Daniel, aquella vez o sólo fue una larga ilusión?

Esto abriría una gran fisura en toda mi historia, dado que lo que yo pensé que había sido, nunca fue. Amor no es aquello que queremos sentir sino aquello que sentimos sin querer. El amor es algo que no está en mis prioridades en este momento como le dije a Gian justo antes de irme y como respuesta a su pregunta, los veintes son para divertirse, los treinta sirven para aprender y los cuarentas para pagar las deudas. Es cierto, sólo quiero divertirme, sin amor, sin complicaciones y a lo largo de esto aprender de mí mismo; la vida es corta y con respecto si Daniel fue o no la primera persona de quién me enamore, la verdad ya no me importa, Daniel quedó en el pasado y dudo que vuelva a entrar. Una persona puede tomar la decisión de estar sola, pero no hay ninguna que pueda tolerar la soledad ¿Será cierta esta frase?



Share:

0 comments:

Post a Comment