6.26.2011

26. Decisiones


 
Mientras almorzaba en la cafetería de mí universidad y miraba a un chico que se parecía mucho a MAIN, me puse a recordar y a pensar “si es que no se puede dar algo más, ¿por qué no poder ser amigo de un ex?, ¿acaso eso no demuestra superación y madurez?”.


Lo cierto es que en estas circunstancias, MAIN ya no existe y a pesar de haberlo desbloqueado, el FACEBOOK no me permite encontrarlo, es el destino, tal vez no éramos compatibles. A pesar de todo, siempre lo llevaré en mi corazón. Todo este tiempo sin él ha sido muy difícil, pero poco a poco estoy tratando de manejarlo.

Este fin de semana, salí con mi grupo de amigos a la disco de siempre, Gian Pierre Ugarte, un buen amigo que conocí hace varios meses atrás, entre copas, me comenzó a contar que le pasaba algo similar, se enamoró de alguien, que no estaba interesado en tener algo formal, pero aquella persona lo quería y se lo demostraba de mil formas, era incomprensible, pero sucedía. Todos le decían que se alejara, que ese sujeto le iba a ser daño, él no sabía qué hacer; esa misma noche, tenía dos opciones, había una reunión en San Isidro, que es un distrito de Lima, donde se suponía que iba a ir el chico del que Gian Pierre estaba enamorado, podía dejarnos o podía ir con el chico.



- ¿Pablo? – dijo tímidamente Gian Pierre.

- Dime, Gian Pierre ¿Qué sucede? – dije extrañado.

- Quiero hablar contigo en el hall un momento – dijo Gian Pierre.

- Ya volvemos – dije a todo el grupo y salimos.

- ¿Qué paso? – pregunté.

- Quiero irme, porque lo extraño – me dijo, algo triste, Gian Pierre.

- Entonces qué esperas, ve con él, no importa que es lo que los otros digan, importa que es lo que tú piensas y si él no es para ti, entonces tu mismo tienes que darte cuenta, no puedes vivir con miedo al qué pasará – dije.

- Y ¿los demás? – me pregunta Gian Pierre.

- No te preocupes, yo me encargo, Gian Pierre, haz lo que te dicte tu corazón – dije filosóficamente y metafóricamente.



Luego de que a Gian Pierre se le iluminara la mirada mientras bajaba las escaleras para irse con su chico, al que tanto quería, no pude dejar de verlo y verme cuando salía corriendo para ver a MAIN en las madrugadas, no pude dejar de recordar todo lo vivido con él y de sentir exactamente lo mismo que Gian Pierre sentía cuando decía que extrañaba a su chico, pero sobre todo de sentirme tan raro cuando le dije “haz lo que te dicte tu corazón”, ¿acaso yo hice eso o deje que la influencia de mis amigos fuera más fuerte? La verdad es que yo ya no quería sufrir más con lo ilógico que podía ser a veces Mr. MAIN, quería cortar, escapar y tratar de ser feliz con lo tengo primero, para poder llegar a ser feliz con lo que venga después, es por eso, que cada uno de nosotros debemos darnos cuenta que es lo bueno o lo malo y sólo cada de uno sabemos que tanto pudo o no haber pasado con aquella persona que tanto queremos, son esas circunstancias las que van a definir una decisión, negativa o afirmativa. Sin embargo, hoy por hoy, puedo decirles que lo peor que pueden hacer es perder el contacto con aquella persona a quien tanto amaron, yo aún puedo contactarme con MAIN, tengo los historiales de conversación, pero necesito estar seguro que cuando lo vuelva a ver, el único sentimiento que tendré será el de amistad, necesito encontrar a aquella persona que dé el segundo paso por mí, que quiera amarme y decírmelo cuantas veces sea necesario para poder sentirme bien, cuando la encuentre y pueda borrar a MAIN, ese será el momento en que lo buscaré, lo abrazaré y le diré que me hizo muy feliz en una etapa de mi vida, pero que ahora, era muy feliz sin él y ¿Por qué no? Ser buenos amigos. Mientras tanto la decisión de no querer saber nada de él, aunque realmente sí quiera, sigue en pie, porque esa es la decisión que yo he tomado y no que mis amigos han influenciado. La vida es una sola y lo mejor que podemos hacer es arriesgar y lanzarnos a la piscina, depende de cada uno de nosotros de lanzarnos o no a una piscina sin agua, a pesar que sepamos que no la tiene, nos dolerá cada vez lo que hagamos. Lo malo de terminar con alguien no es haber terminado, es no haber aprendido de nuestros errores, si es que aquella persona es feliz por ti, ¿Por qué tú no puedes ser feliz por ella? Espero, que algún día pueda re encontrarme con MAIN y compartir junto a un buen vino o champaña (escritura española), todo lo que vivimos juntos, porque aquellos recuerdos, nunca nadie borrará.


Share:

1 comment:

  1. Que buena reflexión. Es cierto, uno se encierra en su propio mundo tratando de vivir y sacarle el máximo provecho de todo.
    Creo que el momento que te encuentres con MAIN será cuando vuelvas a leer todos esos historiales o lo veas con otra persona y solo puedas reir y decir, aqui voy yo de nuevo. Muy bueno todo.Un abrazo

    ReplyDelete