7.17.2011

29. Primera vez I

Haré un recuento de la historia, salía con un chico que tenía como sobrenombre MAIN, pasé un montón de situaciones difíciles, me di cuenta que no éramos compatibles, después de mucho dolor y sufrimiento, que gracias a mis amigos pude superar, traté de comenzar de nuevo, y desde entonces, lo que escribo parece escrito por un psicoanalista; sin embargo, la historia de MAIN, ha concluido y comienza la verdadera historia, la historia de Pablo. Desde que rompí todo lazo con aquel amor imposible, creo que he vuelto a ser yo, después de cuatro largos años, después de tanto drama y situaciones incómodas, después de todo he renacido y creo que era lo que necesitaba, he vuelto a sonreír y ser yo mismo, aquel activista, niño rebelde, que creía en sus ideas y las defendía hasta con la sangre. Desde los 17 años, donde mi vida cambió, después de conocer a MAIN y de hacerme el mejor amigo de Gian Benavente, mi vida cambio por completo y sufrí una metamorfosis de chico activista a uno más conservador y que se dejaba llevar por las ideas de otros; sin embargo, después de una fuerte pelea con mi aún mejor amigo (aún lo sigo considerando así), sentí que me desunía no sólo de una gran amistad, sino de un pasado tormentoso, que me hizo conocer a aquel amor imposible del que tanto, en algún momento, escribí.

Hace varios años atrás, cuando recién entraba y me enteraba de la existencia de este mundo, recién me había cambiado de colegio, me hice amigo de un pequeño grupo de chicos que usaban lentes y siempre se sacaban muy buenas notas, tiempo después, gracias a un trabajo grupal, uno de los profesores me cambia con chica que pertenecía a uno los grupos más cerrados y populares de todo el colegio y gracias a eso me hice inmediatamente muy amigo de todos ellos, poco tiempo después, olvidé y desprecié a mis primeros amigos, quienes me tendieron la mano en su momento. Andaba con aquel grupo, era respetado, iba a las mejores fiestas privadas que se organizaban en los mejores casas de familia de Lima, en otras palabras, era muy importante para todos; sin embargo, los meses pasaron, después de las vacaciones de verano, la envidia y los problemas comenzaron, especialmente por los hombres heterosexuales del colegio, que por mi gran cercanía a la chicas, comenzaron a hacer resistencia contra mí y lamentablemente los comentarios comenzaron a destruirme, luego las peleas, luego me dejaron de invitar a fiestas, dado que nadie quería tener a un apestado dentro de esas exclusivas fiestas, después de las fiestas en la piscina y después simplemente no tenía nada, me quedaba sentado solo en el centro del salón, mientras todos salían a los recesos con sus respectivos acompañantes o grupos, la felicidad de la popularidad me quedó corta, casi un año y medio, después de eso, fui expulsado de todo grupo, fue en ese entonces, que me refugié en el internet y encontré el maravilloso mundo del CHAT, encontré gente gay, encontré amigos, encontré a mi primera pareja, encontré a Gian Benavente y tiempo después a MAIN, gracias a que Gian me lo presentó. Para ello, mi mejor amigo y yo, vivimos la maravillosa experiencia de tenernos uno al otro y pude pasar esa enorme vaya, me levanté y volví a recuperar a los primeros amigos que tuve en el colegio, gracias a los consejos de Gian, tiempo después, todo lo que aprendí de los más populares del colegio, lo revertí en mi grupo y poco a poco, terminamos volteándoles el pastel, hacíamos nuestras propias fiestas, tal vez no tan exclusivas, pero sí muy divertidas, íbamos a los mismo lugares que ellos y a pesar de sus criticas y fastidios, nunca caí, ello, me ayudo a ser más fuerte y a saber defenderme, dado que antes era tan dependiente, que a veces terminaba siendo víctima de bulling. Una noche, junto con Carolina Trelles, Paola Rubio, Mauricio Rosas, entre otros, hicimos una fogata en la casa de playa de la primera, había llevado las fotos y recuerdos que tenia de aquel grupito popular del que les comenté y decidí quemarlo y desaparecerlos, lo cierto, es que en ese momento me quite una gran carga de encima, hay veces en la vida, que cuando te acostumbras algo que crees querer, te aferras como si fuera lo único que existe y no te das cuenta que en tu alrededor, hay muchísimo más que ello y terminas pensado en que estas solo en el salón, en medio de todos, sin saber que hacer o decir, lo cierto es que lo único que debes de hacer es abrir los ojos y creer, creer en que hay personas maravillosas, que a pesar que no tienen lo que tú crees querer, tienen algo más valioso que ello, el poder de la amistad, de repente te das cuenta, que siempre estuviste equivocado, que nunca quisiste lo que creías, sino todo lo contrario, pero nunca es tarde para remediar tus errores y volver a comenzar, volver a confiar, volver a creer y volver a ser tú mismo, para así no perder tu esencia, que al fin y al cabo es lo que nos queda.


Continuará  :)






Share:

0 comments:

Post a Comment