8.28.2011

36. Corto, pero duradero

Todo comenzó semanas atrás, cuando empecé una relación, una que nunca tuvo sentido, mi amigo Jerly siempre me decía que no le encontraba ni pies ni cabeza, lo cierto es que cabezas hasta sobraban.



Creo que nunca me enamoré, nunca me ilusioné, nunca me gustó al cien por ciento o tal vez nunca llegué a olvidar por completo a MAIN. Comenzamos rápido y terminó rápido, tal vez siempre estuve predispuesto a que lo mío terminara o posiblemente, pensé que lo mío iba a cambiar e iba a convertirse en algo mágico o muy parecido a lo que tuve con MAIN, pero nunca ocurrió, trataba de buscar escusas para terminar hasta que encontré una y muy buena.



El fin de semana pasado, yo me enfermé y me dio gripe, así que cancelamos la salida que habíamos planeado, él me dijo que no iba a salir todo el fin de semana y que se conectaría al MSN para estar pendiente de mí; sin embargo, las cosas no fueron como la planeamos, él nunca se conecto el fin de semana y yo, me quedé esperándolo noche tras noche para ver si entraba, nunca lo hizo, hasta que llegó el lunes. Ese día, se conectó al MSN y conversamos como si nada hubiera pasado, hasta que comencé a hacer las preguntas paranoicas de siempre.



- ¿Por qué no te conectaste el fin de semana? Sólo dime la verdad, yo no me molestaré – pregunté.

- No hice nada, sólo salí con mis amigos – respondió.



No le di importancia y seguimos conversando, pero después me dijo que quería decirme algo.



- Pablo tengo que decirte algo, pero mejor después – dijo Christopher, mi ex.

- Dime ahorita – le dije.

- Lo que pasa es que el jueves conocí a un chico por MANHUNT, el viernes nos vimos, me invitó a cenar, era un turista algo mayor, que vino a Lima por unos días, el sábado volvimos a salir y el domingo lo acompañe al aeropuerto, llegamos a besarnos y a pajearnos, nunca tiramos – me dijo directamente.

- Me parece bien, ¿sabes? Yo no tolero una mentira y es justo lo que has hecho, así que lo mejor sería terminar, comenzamos muy rápido y lo mejor es que nos conozcamos más; además, no cambiaré mi decisión – dije firmemente y con una gran sonrisa, lo que quería estaba que se cumplía.

- Yo no quiero terminar – dijo Christopher.

- Es mí última palabra, me mentiste y yo no podré seguir confiando en ti, lo siento, yo sí te quise, pero como ahora veo, tú no a mí – dije histriónicamente, para cerrar con estilo ese corto capítulo que no sé porque abrí.

- Lamento no poder hacerte cambiar de opinión, Pablo siempre te amaré ¿seguiremos siendo amigos? – dijo infantilmente mi ex.

- Tal vez, la verdad no lo creo, esperaré algún tiempo, adiós – respondí y salí del MSN, antes que me diga algo que me ablande el corazón y cambie de opinión.



Fue así como terminé con algo que ni siquiera sé porque comenzó. Esa misma tarde busqué a MAIN, pero este había viajado a Cusco, desde inicios de Agosto y volvía el fin de semana que viene.



Mientras tanto, Guillermo Rivarola, se encargaba de hacerle la fiesta de despedida a Jerly Castillo, amigo de los últimos meses, miraflorino adoptado y médico estudiante, se iba a vivir a provincia y nadie sabía cuando iba a volver, ni el mismo. Edgardo Trelles, uno de mis más grandes amigos y amor de temporada de Jerly, veía qué iba a regalarle por su despedida. Christopher, volvía a salir con el turista, quien en realidad nunca se fue, sino que vivía acá en Lima hace varios años. Mientras tanto yo, buscaba información en la red de MAIN para cuando regrese ir a buscarlo, hablar con él y cumplir el plan que tenía pensado, hace algunas semanas atrás, de ser su amigo y ver qué pasaba.



La vida sigue, si no me lanzaba con Christopher y le decía que sí, tal vez no hubiera pasado los momentos inolvidables que pasé cuando estuvimos, no puedo dudar, que en un instante, sí se me cruzó por la cabeza hacer de lo mío con él algo más formal, pero su edad mental no ayudó y me di cuenta que tal vez lo que busco no es un novio, pero tampoco quiero estar sin alguien, solamente, disfrutando de los momentos lindos con mis amigos. Tal vez no sé aún lo que quiero, pero lo único que sí sé es que quiero sentirme querido y quiero que una persona me quiera también.

 

Share:

0 comments:

Post a Comment