8.21.2011

36. Destino Confuso

Oficialmente soy un masoquista, es decir, acababa de decirle “te quiero” a una persona, que realmente me quería, pero por otro lado agregaba a otra que me había hecho daño, sí, volví a agregar a MAIN, a pesar de todo lo que ha pasado con él, agregué su MSN y con ello los historiales completos de todas las conversaciones que habíamos tenido en algún momento, con ello sus números telefónicos para comunicarme en cualquier momento, con ello agregaba el recuerdo que pensé que había borrado, con ello agregaba, una vez más, a una persona a la quise y con la que quiero tener una amistad, comenzar de cero y superar lo que para mí fue un capitulo negro de mi vida, el propósito de agregar a MAIN o agregar a una persona tan especial y que me pudo marcar tanto en algún momento,  no es reabrir un romance con MAIN, para mí, agregar a MAIN al MSN es formatear el disco y volver a empezar. Siento que con Christopher llegaré muy lejos o ¿Quién sabe? Tal vez en un corto plazo pueda enamorarme de él.

¡Dios! ¿MAIN mi amigo? ¿Se podría ser amigo de alguien a quien casi amaste?
No lo sé, no lo he vivido aún, pero ya que estoy en mi fase de querer lanzarme en todo, esta vez me lanzaré en esto y espero triunfar.

¿A quién engaño? Sigo enamorado de MAIN, me siento tan debilitado, tan frágil, tan real y me muero por verlo, por besarlo, por acostarme con él, aún no olvido esas imágenes de placer, esos tocamientos, esos gritos de euforia cuando hacíamos el amor, me sentía tan querido, tan deseado, tan amado, cada vez que paso por algo que me trae un recuerdo de él, recuerdo el placer que sentíamos ambos, en ese momento, era como si nos compenetrábamos mutuamente, era tan divertido, tan diferente, tan cariñoso, tan niño, tan hombre, tan macho, tan él, que daría cualquier cosa para que me vuelva a hacer el amor. Realmente lo necesito, lo extraño demasiado, extraño cuando se acurraba en mi, cuando me besaba y me decía que me quería, extraño todo de él; de mi, en ese momento de felicidad absoluta; sin embargo, tengo que ser realista, la vida es así y no puedo hacer ni un carajo por volver el tiempo atrás y tengo que volver a caer en mi puto mundo de sonrisas fingidas y te quieros vendidos, así es este mundo, este mundo gay, este mundo que te presiona por estar con alguien para que después no digan “ah, ese está solo, morirá solo” y te vendes al primer postor, te vendes a alguien que tal vez sí te quiere, pero la verdad es que tú sientes otra cosa, amas y lo extrañas tanto que sientes desfallecer cuando escuchas frases de él en boca de otros. No tengo miedo de quedarme solo, tengo miedo de engañarme a mí mismo, tengo miedo de no darme cuenta que puedo estar perdiendo al amor de mi vida, tengo miedo de sólo hacer lo que los otros me dicen y no lo que yo realmente quiero, tengo miedo de que le pase algo malo a MAIN y yo no estar ahí para ayudarlo, tengo miedo de mí, de mis estupideces, idioteces y complicaciones.

Quiero hacerme el fuerte, pero a veces no puedo, a veces respiro fuerte para no llorar, a veces imagino, que él está echado en mi cama, que viene y me dice para estar, pero sé que es un sueño, pero ¿acaso eso no me hace humano? ¿Qué puedo hacer?

Haz lo que te dicta tu corazón, eso dicen los cuentos, yo haré exactamente lo mismo, seguiré mis convicciones y respetaré mis decisiones. No sé si me enamoré, no lo sé, sólo quiero ir a sus brazos, sólo quiero estar con él, sólo necesito eso, sólo necesito mirarlo aunque sea una vez y que me diga que me odia para olvidarlo por completo, aunque a pesar de ello, no sé si lo pueda olvidar, a pesar de todo, no me arrepiento de haberlo conocido porque me hizo descubrir algo que creo que es amor y ahora confieso.

¿Si le paso algo y por eso se han cerrado todas sus cuentas de internet? No quiero pensar lo peor, espero que se conecte pronto para poder hablar con él y tratar de comenzar desde cero, como quiero y tal vez algún día poder olvidarme de él o tal vez hablar con él y decirle todo lo que siento para después saber su reacción, aunque yo ya presiente cual va a ser esta, el desinterés o tal vez no.
Mejor lo llamo, le digo para encontrarnos, hablamos y veo que pasa o mejor lo vuelvo a eliminar ¿Qué hacer?

A veces pienso que los gay vamos a terminar siendo las mujeres oprimidas del siglo XIX, aquellas que sólo se casaban por el qué dirán, por tener que formar una familia o por no tener que vestir santos, no siendo su marido, necesariamente el amor de su vida, teniendo que fingir y mentir ante sus maridos, un sentimiento que ellas no sienten, tal vez así terminaremos los gay del siglo XXI, tanto que luchamos por un matrimonio, terminaremos siendo las víctimas de nuestro propio destino, aún así, sigo teniendo fe; fe, en que en algún momento haya un chico con quien me sienta completo, en todos los sentidos.


Share:

0 comments:

Post a Comment