11.26.2011

44. ¿ene-amigos?

Es extraño, había terminado de organizar mis últimos días en Lima y lo que esperaba era celebrar, pasar un tiempo fabuloso con mis amigos y conocidos, dado que alejarme tanto de esta ciudad iba a ser una experiencia nueva para mí. Lo cierto es que si bien algunos de mis mejores amigos habían estado organizando una fiesta de despedida, otros habían organizado mi funeral.

Al parecer hay personas que sienten que pueden ser dueños de la vida de otros, que sienten que la expresión y el sentimiento pueden ser tan insignificantes como un grano de arena del mar.

El día de hoy, me informaron mis camaradas que algún lejano personaje del que no me refería hace mucho tiempo, simplemente porque no le prestaba aquella ínfima importancia que le solía prestar, dado que no lo había vuelto a ver en mi vida y que consideraba amigo porque era lo que me hacía sentir cuando solía saludarme por la calle y que dicho sea de paso, ya no hace. Pues aquel amigo, me dijo que no quería que me refiriera sobre él, nunca más; simplemente, porque no le agradó que publicara sentimientos que despertaron en mí sus propias actitudes. Es verdad, hablé sobre él, pero más hablé sobre mí. Porque lo que yo escribo no es memorándum de guerra, son mis sentimientos, son mis emociones y si en algún momento alguien se sintió ofendido, lamentablemente, no puedo hacer nada al respecto.

Porque hay gente que no valora la amistad, antes que una relación. Sin embargo, no le guardo rencor, porque como hice con Jack, como hice en Año Nuevo, como hice con el ex de su actual pareja. Siempre traté de guardar la discreción que eso merecía, porque jamás hablé mal de ellos a sus espaldas y siempre tuvieron de mí una sonrisa, a pesar que me ignoraban y la verdad, es que él es el único que sabe a lo que me refiero porque todo lo demás se ha borrado. No puedo hacer nada para volver el tiempo atrás, no puedo hacer nada para no ver me involucrado en lo que me vi involucrado, pero no me arrepiento porque eso me enseñó a que no todas las personas te pagan con la misma moneda.

No trato de sacarle en cara todo lo que pasamos, pero tampoco quiero que se le olvide.

Es así, que tomaré su palabra y tiene razón, el respeto de uno, empieza cuando termina el del otro, no puedo obligar a alguien que aparezca en un lugar donde no quiere aparecer, pero tampoco me pueden obligar a que no publique lo que yo quiero publicar. Su nombre se mantendrá en reserva y no tengo nada más que decir, cerraré este asunto y su nombre nunca más aparecerá en mi blog, dado que ya no tenemos un vinculo amical que nos une.

Para aquél vecino, ex amigo, toda la suerte del mundo y para el nuevo enemigo, no le tengo miedo, pero tampoco lucharé con él porque no es mi estilo. No tengo cosas que decirle en la cara, porque todas siempre se las he dicho. Sí una tengo vida y tengo algo que valoro más que eso y que espero de todo corazón que él también tenga, amigos de verdad.



Share:

0 comments:

Post a Comment