12.04.2011

48. Trios y La Despedida II

Obviamente, yo negué cualquier insinuación sobre un gusto hacia ESDPM ante Carlos. Luego le pregunte por Joshua, Carlos me contesta que estaban en la otra zona, así que fui, Guillermo se quedo con Carlos. Mi intención sólo era ir a despedirme de todos, dado que en mi intento de huida no lo hice, mientras pensaba esto, veo a todos y justo en ese mismo momento también se aparece Joshua, yo comienzo a despedirme de todos, cuando me toca hacerlo con Joshua…

-chau Joshua, no vemos… eres una zorra… - obviamente se lo dije en tono burlón, en realidad con lo que me había dicho Carlos era más que suficiente para pensar que yo había sido y era un gran imbécil. Además, esto me sirvió para pensar que no era el único quien había tenido una mala noche, hubo alguien que la había pasado peor y no es que eso me alegrara, es que eso me hizo sentir que un pseudo chote nunca lo fue.

Joshua ríe y atina a contarme lo siguiente.

-¿Por qué soy una zorra? ¿Por ESDPM?, Pablo querido no te has perdido de nada, para empezar la tiene chiquita y tu sabes cómo me gustan, segundo, tiene rollos y sabes que odio a los gordos y tercero, ese animal me dijo lo siguiente después de agarrar “¿recuerdas a Piero? ¿No te interesaría hacer un trío con nosotros?” yo le respondí obviamente que no, él me dijo “¿y tu amiguito, el otro?” obviamente lo decía por ti y obviamente le dije que no estabas interesado y él me respondió “entonces, hablamos después”, pero antes de que se fuera, le pregunte porque te habia choteado, ¿sabes que me respondió?
-¿Qué?...
-que no le gustan los chicos lanzas –dijo riéndose Joshua, yo estaba anonadado, todos los que me conocen saben que ese no es mi estilo y lo cierto es que ESDPM no me conocía y tampoco quería.

Minutos después, voy al baño y ESDPM estaba en uno de los muros del baño, seguramente buscando puntos o su amigo que ya se había ido. No tendría porque no creerle a Joshua, lo conozco y creo que mentiroso no es. Además, todo calzaba o por lo menos lo quiero creer así.

¿Realmente Joshua tuvo esa propuesta o lo sólo hizo para quedar bien conmigo y lo que consiguió después de los agarres fue su número?, ¿o lo hizo para que yo no me sintiera “mal”? es decir, Joshua sabia que a mí me gustaba ESDPM. ¿O tal vez me estoy haciendo demasiado problemas por algo que jamás pudo ser, dado que el sujeto es un reprimido y con el “aléjate” fue más que suficiente?, ¿o tal vez debí conformarme con Piero desde un principio y dejar al que realmente me gustaba para otro?

Esa noche no sólo aprendí que huir es la peor basura que una persona puede hacer, porque puedes encontrar respuestas hasta desde un desconocido. El otro detalle es que esa noche no pude besar a alguien que me guste, sin embargo, dos chicos muy guapos me estuvieron coqueteando y siguiendo por la disco, tuve miedo y no me acerque a ellos, obviamente ellos al ver las barreras se fueron. Esto sin contar el chote que le hice a Piero.

En definitiva, fue una noche complicada de lecciones aprendidas y sin lugar a dudas, no dudo que fue un muy buen inicio para lo que será mi viaje este jueves con Keneth Merino, mi compañero de viaje. Es verdad, tengo miedo al rechazo como todos supongo, pero es que no le puedo gustar a todo el mundo, ese es un gran error que comete todo limeño, pensar que necesariamente le tienes que gustar a todos, cuando la verdad no siempre es así.

La verdad es que tal vez no hayan príncipes mágicos, chicos perfectos o fantasías hermosas, pero mientras tenga a amigos que me deseen lo mejor del mundo, que me digan que me extrañaran o por lo menos, quieran hacerme sentir mejor por pendejadas que hayan hecho a un sujeto del que sólo quería usar para que me haga recordar a MAIN, no necesitaré de otro sentimiento más puro que ese.

Después que llegué a mi casa y me acosté en mi cama, me puse a pensar en que tal vez no había sido tan mala la noche, después de todo, ESDPM no quería nada serio ni con Joshua, ni con Carlos, ni conmigo. Tal vez sólo quería lo mismo que las personas como él y MAIN buscan. Una compañía, un afecto, un beso, un abrazo; corto, rápido, infeliz, pero sobre todo irreal.

No pierdo la fe; fe, en que alguien realmente llegue a mí y crea y sienta un sentimiento real y esté seguro que me ame de verdad. Fe, en que no existan vacios, farsas, miedos o excusas. Fe, en que alguien llegue a mí, algún día y me diga que soy el único.

Algunas personas tienen parejas de las cuales se aferran y se vuelven más dependientes para no caer, según ellos, en la soledad. Algunos lo llaman almas gemelas, yo lo llamo irracional, pero es que nada es racional en Lima y menos en este mundo en el que vivo. Sin embargo, si alguien me preguntara si alguna vez tuve una diría que sí, esa noche, no sólo encontré a una alma gemela como algunos, sino a trece de ellas.


-¿Aló, Pablo? – me pregunta Guillermo, cuando trataba de entrar sigilosamente a mi cuarto  para que nadie se despierte a las casi seis de la madrugada.
-si dime Guillermo, sabes que pudiste despertar a mis padres son las cinco y media de la madrugada…
-sólo te quería preguntar si te sientes mejor después de todo lo que paso… ¿llegaste a pasar una buena noche?
- sí, Guillermo, tuve una noche fabulosa, gracias.

En efecto, lo fue, sí que lo fue.


Share:

0 comments:

Post a Comment