3.24.2013

92. Brujería de Amor

Una vez mi jefa me contó que el escribir era un arma por el cual muchos escritores desfogaban sus rencores, sus odios, sus alegrías o emociones en general. Hasta que tomabas la decisión de publicarlo,  aquel post, articulo o cualquier medio de comunicación ya no era tuyo sino también de los involucrados.
Llegué a mi casa y sentí que tenía razón, que uno no puede publicar partes de su vida sin tomar en cuenta a los demás, porque al fin y al cabo, por más que me sienta solo, pues es imposible estarlo. Siempre hay gente que se cruza por nuestro camino, para bien o para mal.
Ha pasado casi un mes desde que regresé de Máncora donde fui con Guillermo, mi mejor amigo. Me amisté con Jerly, luego del viaje y es que era obvio. Podría decirse que somos el uno para el otro. Me hice el mejor amigo de Romina Miro quesada, quien es una compañera del trabajo y hoy sabe todo de mí.
Contar todo lo que me ha pasado en este tiempo me tomaría mucho. He aprendido tantas cosas de las mujeres, de mis propios amigos, de cómo comportarme, de que hacer o no hacer frente a los demás y de dejar de ser tan anti social o poco comunicativo en mis sentimientos y aunque a veces cueste estoy que lo supero.
La vida es corta y se va en un segundo, no puedo creer que ya estemos terminando Enero del 2013.
La antepenúltima semana de Enero, Romina me comentó como siempre por teléfono una noche, luego del trabajo, que había salido de juerga con uno de sus tantos amigos con dinero de esta ciudad, pero que esta salida había sido diferente, algo extraño pasó y es que entre copas siempre uno se encuentra con lo más insólito y es difícil poder tomar una decisión de la cual no te vayas a arrepentir luego.
Le dieron el número de una bruja chinchana, la cual le leyó las cartas y le dijo que le habían hecho un “daño”, algo así como una maldición en el amor. Todo comenzó porque ella no podía dejar de pensar en su ex, un hombre que aparentemente suele ser el mejor y el más atinado para ella, pero que la hace sufrir. Ella siente que es la culpable, pero no me queda muy claro de qué ¿Puede haber sido un amarre?
Muchos brujos le dijeron que su madre había sido bombardeada por maldiciones años atrás, mientras estaba embarazada y que la niña que llevaba en su vientre recibió toda esa carga negativa. La bruja chinchana no era la excepción y ese mismo fin de semana viajaría para recibir una limpia.
Toda esa historia me pareció una tontería, pero los cambios vendrían la semana siguiente. No podría decir que lo olvidó, pero al menos ya estaba intentando salir con nuevos chicos de nuevo. Romina es una de esas chicas lindas que espera un súper-prospecto porque tiene con qué compensarlo, pero cuando ves quien fue el antiguo pretendiente que robó sus sueños, solo puedes pensar en que la hechizaron o que ella está demente.
Fue por eso mismo, que me sentí tan identificado con ella. Mis anteriores prospectos nunca fueron como Daniel, quien en su época fue MAIN, fueron mucho mejor ¿Por qué me fije en él por tanto tiempo? Fue entonces que el destino y la vida en sí, me llevaron al sitio menos pensado para obtener la respuesta, Epicentro.

Share:

0 comments:

Post a Comment