4.07.2013

94. No hay una sola Excepción


Al echar una mirada atrás, en el pasado de una vida amorosa tormentosa y algo desordenada, trato de compararla con la vida que llevo hoy y lo que encuentro son grandes contrastes.

El haber estado ilusionado de una sola persona y pensar que era el único y hoy descubrir que no era nada, más que un sueño sin sentido, puede que te haga sentir confundido y sin saber qué camino tomar. Lo cierto es que no sé si el salir con muchos chicos y tratar de conocerlos a todos a la vez sea lo correcto, al parecer no lo es. Lo cierto es que a veces puede que te haga sentir que pierdes el rumbo de tus verdaderos sueños ¿Cuáles podrían ser estos? Pues, en mi caso, aquellos de un joven tonto que busca algún lugar no solo en el corazón de una carta en forma de corazón, sino también en el corazón de la sociedad.

La semana pasada hablamos en mi clase de inglés de la influencia de la gente sobre nosotros. Yo me quedaba callado, mientras todos hablaban de sus padres y madres. Lo cierto es que hace mucho que ya no influyen en mis decisiones. Quizás porque yo les puse el parche o quizás porque ellos no querían acercarse a mí por las mil y un barreras que colocaba. Una vez mi madre me dijo que tuviera cuidado de no colocar tantas barreras porque la gente iba a tener miedo de acercarse a mí o peor aún, no iban a conocer a la persona detrás de esa barrera.
Hoy que echo una mirada a atrás puedo darme cuenta de las mil y un oportunidades perdidas por aquella barrera emocional, quizás para sentirme más seguro o quizás para ocultar mis verdaderos sentimientos y no salir lastimado.

Hoy en la mañana mientras iba al trabajo y veía los autos correr, los edificios en movimiento y la gente que salía y entraba al bus. No sentí miedo de estar solo en estos momentos, sentí miedo de estar con alguien que me haga sentir así. Hace unos días salí con un chico, José, muchos han despertado en mí más de una ilusión momentánea o inspiradora, pero ninguna de estas a tan largo plazo como yo quisiera, a veces pienso que tal vez uno no puede tenerlo todo en la vida o quizás es que el amor solo es algo pasajero. Lo peor de todo esto es que no sé si el amor como yo quiero realmente exista, lo peor de todo esto es que aún no encuentro a esa persona que realmente entienda aquel amor.

Muchas veces Jerly me dice que en nuestro mundo la gente prefiere vivir un mundo irreal, creer que las sonrisas, que los abrazos, que los besos serán perpetuos, cuando saben muy bien que serán de solo una noche. Siempre hay otro en línea esperando por una cita. Yo sueño con algo perpetuo, no quiero ser la persona detrás de la línea esperando por una noche y que los demás esperen por algo incierto.
Mientras tanto dejaré los momento filosóficos en los buses y dejaré el tiempo correr, hay que dejar que lo sueños maduren. Nada tan grande se puede construir en un solo día, la vida te trae sorpresas y yo confío en ella. El sol, las estrellas y las olas son testigos de mi esfuerzo.


Share:

0 comments:

Post a Comment