4.21.2013

96. Nuevos Aires


Existe un momento en el año en Lima donde sabes que la temporada realmente ha cambiado. El aire deja de ser caliente, tienes mucho frio por la noches y te das cuenta que el verano ya se ha ido. Por primera vez en mucho tiempo necesitas un abrigo sobre tu cama. Además de otras necesidades.

-          ¿Aló?
-          ¿cómo estás, me recuerdas? – pregunté.
-          ¿Es quien creo que es… Pablo? ¿Cómo has estado? – pregunto, Mauricio.
-          Iré al sur esta semana y pensaba en verte antes de irme ¿estás solo?
-          Sí – luego de 10 minutos en plena madrugada llegué a su casa.

Mauricio era uno de esos chicos apuestos que conoces cuando no necesitas conocer a nadie. Apuesto, algo mayor y con dinero suficiente para recogerte y llevarte a tu casa cuando quisieras. Nunca pensé en nada serio con él. Lo cierto es que cuando estás soltero hasta el señor de seguridad puede ser un buen candidato, siempre y cuando se tengan las ganas.

Conversamos largo y tendido. Salimos a uno de los tantos bares barranquinos, tomamos, me aseguró bien el cinturón de seguridad y sin ningún temor acepté que condujera su auto por toda la costa verde a gran velocidad. Lo miraba y sentía que las luces de los postes, las olas y los peñascos creaban el ambiente perfecto para enamorarme. Él nunca quitó los ojos del frente. “Manejas muy bien”, le dije “¿puedo intentarlo?” Pregunté. Manejé hasta su departamento en Miraflores. Ahí pasó lo que realmente ambos buscábamos. A las siete de la mañana me desperté, rogaba que mis padres no me hayan ido a buscar a mi cuarto. No lo hicieron. Antes de salir del departamento de Mauricio, le di un beso en los labios, confirmé lo que estuve pensando. 

Él saldría del país esa misma tarde y yo iría al sur con mis amigos esa misma mañana.  Él volvería en algunas semanas. No sé si realmente algo serio pudiera pasar con él. Luego de salir de relaciones sin futuro, la duda se cierne sobre mi ¿cuál es el futuro que busco? Tenía miedo a enamorarme, al menos estaba intentándolo de nuevo. No había la misma sensación de sacrificio en mis palabras.

En el sur conocí a muchos chicos, lo malo es que no es la cantidad la que hace la diferencia sino la originalidad y la química entre las mismas. No me sirvió conocer a tanta gente, a pesar que la pasé muy bien. 
- ¿sabes qué? Mis padres siempre me han demostrado la seguridad que ciento que te falta. Siempre me han hecho creer y yo mismo he creído que soy bueno en algo y hago hasta lo imposible para ser el mejor y la misma gente también se lo cree – me dijo Jerly sin sentido, antes de dormir.

Lo cierto es que ya no era un tema de mis padres era un tema que yo mismo tenía que solucionar, pues sí, tal vez era la inseguridad o tal vez faltaba que yo mismo me creyera que era lo que yo quisiera ser. Quizás como dice Jerly esa seguridad es la que termina enamorando a las personas, las personas quieren estar con personas no solo que parezcan sino que también sean. 

De regreso a casa, luego de varios días de haber estado en la playa ya no estaba haciendo sol, este se habia ido para regresar quizás en varios meses hasta que vuelva a haber una primavera y los animales salgas y las flores vuelvan a brotar. Me he estado preguntando en estos días si las personas asi como las circunstancias pueden lograr cambiar aunque sea un poquito. Aún no he logrado una respuesta firme lo que si he logrado sacar como conclusión es que los tiempos llegan a cambiar, las personas no mucho.


Share:

3 comments:

  1. Conocer gente nueva e interesante es paja, las interrelaciones sociales pueden ser muy amenas y mediante ellas podemos conocer gente sumamente interesante. El problema de la mayoría de personas de esta comunidad confunde las cosas al ilusionarse, creo que ese es el término, con sus "agarres", que, a mi punto de vista, sólo sirven para pasar un rato y a lo mucho, para ser patas; estas ilusiones efímeras y concurrentes producen, a largo plazo, que se subvalore el sexo y se sobrevalore el amor, e incluso se designe como inexistente; creo firmemente que se debe dar un cambio paradigmático para la comunidad en donde uno aprenda a enfocar de otros modos sus "calenturas" y canalizar su autoestima. Esa es mi humilde opinión.
    Me encanta tu blog brother, tienes un estilo muy peculiar, tienes algún género literario favorito? quedo a la respuesta de mi pregunta, saludos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola gracias por comentar! me gusta leer novelas y libros de management.

      Delete
    2. Hola gracias por comentar! me gusta leer novelas y libros de management.

      Delete