4.20.2014

La caja de Pandora


Medio año después de la última vez que vio a Joshua, Gonzalo vivía un verano muy aburrido. Era hora de buscar un trabajo para ganar experiencia antes de graduarse. Cada entrevista o proceso de selección era un suplicio. Cuando se presentaba junto con muchas otras personas se sentía como parte de un ganado del cual elegirían a la mejor res para degollar.

Gonzalo no sabía a qué rama de su carrerea quería dedicarse. Simplemente mandaba su CV indiscriminadamente a todos los avisos que buscaban practicantes de economía.

Se acercaba marzo y la búsqueda parecía no dar frutos. Pero un día su papá lo recomendó con un amigo que formaba parte de un proyecto muy singular: Un página web de noticias digirida a los empresarios agroexportadores.

Gonzalo no pensó mucho antes de acudir a la entrevista. Llegó quince minutos tarde, le hicieron algunas preguntas básicas y le pidieron resolver algunos ejercicios matemáticos.

Dos semanas después, recibió una respuesta positiva y tuvo una reunión con el editor de la página web, su futuro jefe: Estaba adentro.Su función sería buscar datos estadísticos para los periodistas que redactaban las notas.

Lo que Gonzalo ignoraba es que esta experiencia laboral significaría abrir una caja de Pandora, pues volvió a encontrarse con un lado suyo -casi olvidado- que amaba escribir, que alguna vez soñó con estudiar literatura.

-Hoy nos faltan manos para redactar una nota, quizás puedes ayudar Gonzalo, le dijo su jefe una tarde de julio.
-Sí claro.
-Solo tienes que basarte en estos datos.
-Ya.
-En lo demás te puede ayudar Maricarmen (una de las periodistas).

"Soy un puto híbrido. Ni economista ni periodista, y ni siquiera estoy seguro de mi vocación. Encima, me gustan los penes, no puedo andar más perdido", pensaba dentro de sí.



Share:

1 comment:

  1. Caray que envidia, a mi me gusta escribir, pero en mi trabajo las cosas son de carácter técnico y es imposible ser meteforico en esos informes jejeje no lo veas como una desventaja sino como puerta para otros lugares que como economista puedes llegar!

    ReplyDelete