12.07.2014

119. No dejes tu empleo

Muchas veces en la vida elegimos tomar el camino más complicado, mientras todos a tu al rededor exigen que lo "practico" debe ser una prioridad. Sin embargo, aquello de lo que los demás suplican nunca llega e inconscientemente terminamos en el camino más largo, quizás muchas veces con mayores pasos o fases para poder alcanzar el objetivo deseado. Supongo que por inexperiencia o desconocimiento sobre los caminos reales de la vida, aún así lo aceptamos y nuestro 80% de cerebro inconsciente nos conduce hacia lo desconocido y posiblemente más emocionante con mayores vivencias, que aquellos caminos más "prácticos" con satisfacciones cortas.

Hace unos pocos días atrás fue mi graduación, como supongo algunos saben renuncié a los empleos de los que había tomado por cortos tiempos mientras estaba en la universidad, según yo para poder ganar más "experiencia", con el apoyo de mi cerebro y emociones, pero con los reproches de mis padres. En ese momento me dijeron que debería asegurarme y quedarme, seguir una linea de carrera y hacer lo que todo joven de clase media común y corriente debe de hacer para tener un sueldo promedio con proyecciones a "más adelante". Sin embargo, no les hice caso y decidí trazar mi propio camino, mi propio destino. Ya han pasado un par de meses de mi ultimo empleo, estoy graduado y no encuentro trabajo para mí. Lo que más recuerdo en estos momentos no son las palabras de mis últimos jefes o de mis precavidos padres, sino la misma sensación que tenía cada vez que cambiaba de trabajo, aquel sentimiento de inseguridad y miedo de fracasar ante la vida y la mirada de "ya es hora de que trabajes". Sin embargo, estos mismos son solo un recuerdo porque ya sé lo que se siente estar desempleado y sentir miedo de fracasar, pero sobre todo sé que estas inseguridades son pasajeras y que no pude tomar una mejor decisión que haberme separado de las empresas donde trabajé porque ello ha hecho que sea una persona más segura de mi misma y que todo "esto" será pasajero.

Equivocarse no creo que sea el problema y mucho menos sentir miedo o inseguridad sobre tus capacidades sino en no tomar tus propias decisiones, aquellas que salen de tu corazón y que es el mejor y principal indicador de lo debes de hacer no solo para tu presente sino también para tu futuro. Si bien este tema quizás aplique en lo profesional, no estoy muy seguro si aplique en lo sentimental. Muchas veces queremos tomar nuestras propias decisiones y pensamos que es lo mejor porque son guiados por nuestros sentimientos o de manera metafórica de nuestros corazones, pero ¿acaso el corazón muchas veces no es el que se equivoca metiéndonos en problemas inimaginables?

Pues la respuesta está en el caso anterior, el corazón, es decir nuestra intuición, aquello que sale dentro de nosotros, que termina guiando nuestros "buenos actos" es lo que cuenta para tomar una decisión que posiblemente marcará nuestras vidas, así lo que venga luego sea "malo o bueno" es la decisión que nos dará ese aprendizaje y experiencias que realmente necesitamos para madurar o ser las personas que siempre imaginamos ser, porque como decía un escritor conocido "cuando quieres algo de verdad, el universo conspira para que realices tu deseo" y ese "universo" puede estar traducido como tu propio esfuerzo inconsciente, tus ganas, los otros caminos que puedes tomar, los otros novios que puedes tener o la infinidad de empleos que puedes dejar. Al fin y al cabo ¿qué es la vida sin las diversas emociones, "errores", sentimientos y experiencias? Posiblemente la respuesta la encuentres en las personas que siguen en lo correcto, en lo típico o en lo seguro.


Share:

0 comments:

Post a Comment