2.08.2015

126. Conserva a tu mejor amigo



Existe un ejercicio mental que muchos solemos hacer para deprimirnos, recordar o simplemente para volver a vivir momentos que deberían haberse quedado en el olvido, pero que de vez en cuando a muchos nos ayudan para contestar preguntas que quedaron en nuestro interior y que nunca salieron por miedo a hacer más extenso el dolor imparable de la desilusión.

Este fin de semana volví a pasarlo en el sur con mis amigos de siempre. Sin embargo, regresamos el sábado temprano para salir en la noche a una de las discos gay de toda la vida, en los previos con algunos nuevos amigos conversamos sobre lo inevitable, los ex.

- ¿Por qué estamos hablando de esto? - pregunté
- Que no tengas nada que decir sobre un ex no culpa de nosotros... - dijo Arturo
- ¿Habrá vivido quién no ha amado? - replicó el otro Arturo
- Por dios, Arturo ya cállate -  y reí.
- Yo voy a hablar de una relación de Pablo  -  dijo Jerly
- ¿Qué vas a decir? 
- Jerly mejor no digas nada porque vas a salir en su blog - respondió una de las amigas de Jerly
- ¡Ah verdad! en tu blog tu me destruyes... 

Regresando hoy por la mañana a mi casa, me puse a pensar en lo que me había dicho Jerly en la reunión. En el fondo sabía que no le importaba y que quizás hasta le gustaba que hablara de él, pero siempre habrá gente que preferirá mantenerse inexistente o simplemente envidiará la relación tan cercana que puedes tener con uno o dos personas y las que crees importante en tu vida. Existen muy pocos amigos o personas que realmente tienen un interés real en tus cosas sin esperar algo a cambio y no porque no seas interesante o particularmente atractivo, sino porque la gente prefiere quedarse en sus parámetros de siempre, restringiendo mostrarse tal y como es solo a unos pocos, quizás por miedo a ser rechazado o quizás para evitar la fatiga. El no mostrarte tal y como eres, así como cuando estamos encerrados en nuestros cuartos, bailando o metidos en la ducha, no es hipocresía, sino un arma de defensa, algunos la usan más y otros menos, el punto es que todos la usamos en algún momento, no está mal hacerlo.

Esa noche salimos los amigos de siempre a tomar, mientras los demás estaban bailando, jalé a un lado a Jerly y le invité unos tragos. Le agradecí por estar y no estar conmigo en cada momento "hito" en mi vida, apoyándome o enseñándome, alegrándome o aconsejándome, o quizás solamente estando ahí. Y bailamos, y no porque la canción sea particularmente entretenida sino porque es mi mejor amigo. Algunas personas no creen que la amistad entre dos hombres gay exista, pero esas personas son distintas, no tienen hermanos o se sienten tan solas que se les hace tan difícil entender algo tan simple. 

Jerly no es solo la persona de la que a veces escribo, quizás "destruyéndolo" o quizás "exponiéndolo", no lo sé, yo solo escribo sentimientos o fantasías y aunque a veces hemos coincidido en salir con los mismos chicos, sé por buena fuente que su interés en nuestra amistad superó cualquier estúpida riña. Sé que es difícil entender, que lo que escribo no se confunda con enamoramiento, pero cuando entiendan el sentimiento de hermandad, podrán entender lo que ocurre. 

Esos momentos en los que dejas de pensar y te das por vencido, sabes que tu ex amor ha compartido más que la felicidad y sabes que tu reloj ha parado de marcar la hora, pero es muy pronto para dar por ese amor, la vida. Lo único que te queda es cual hijo pródigo ir donde tu mejor amigo, bailar, brindar por él y hasta que salga el sol de verano, olvidar y dejar de llorar, hasta volver a sonreír con las tonterías que hace esa persona que tiene como principal escudo el echar a la soledad de tu vida. La misma que es larga, sin olvidar que estos golpes del amor, se olvidan, si es que te han herido el corazón, no importa, porque sabes que después de cada noche, sale el sol.

Esa noche sentí que no era necesario contar sobre una de mis relaciones, era mejor contar sobre qué hacía Jerly, mi mejor amigo, después de cada una de mis ilusiones fugases o enamoramientos de dos meses. Espero que mis ex, tengan a alguien al menos un poco parecido a él y sean felices, porque con mis amigos y luego de la ruptura, yo lo fui.




Share:

0 comments:

Post a Comment